Poner a punto la caldera de gas

Poner a punto la caldera de gas

Con la llegada de septiembre nos vamos haciendo la idea de que el verano se acaba. Los días se van acortando y las temperaturas bajan sigilosamente. En cuanto te quieras dar cuenta el invierno habrá llegado y no habrás puesto la caldera a punto ni habrás hecho el cambio de armario.

Centrándonos en la caldera de gas, recomendamos revisar llaves de paso, la presión y su correcto funcionamiento antes de que llegue el frío. Anticiparse nos da mucha tranquilidad: que venga el invierno cuando quiera, que la calefacción estará a punto. Además, teniendo en cuenta que la mayoría de personas no piensa en su sistema de calefacción hasta que no llega la ola de frío, los técnicos de calderas no darán abasto cuando llegue el momento.

¿Cómo poner a punto la caldera?

Manos a la obra, ¿cómo puedes revisar y poner a punto la caldera? A continuación mostramos una serie de pasos muy sencillos para que el invierno no nos coja desprevenidos.

Comprobar que la llave de paso del gas está abierta

Si la instalación de gas o de la caldera no es nueva y el gas se ha estado utilizando igualmente para el agua caliente, lo más probable es que la llave de gas esté abierta. Pero si no lo está, es imprescindible abrirla.

Encender la caldera y ponerla en modo calefacción

Otro punto fundamental y lógico es que la caldera esté en marcha. Si se trata de una caldera mixta es posible que se pueda poner en modo sólo agua caliente, sólo calefacción o calefacción + agua caliente. Conviene que lo tengamos en calefacción + agua caliente. Algunas calderas lo presentan como “modo invierno”. Una vez accionado, espera unos segundos.

Comprobar que la presión está entre 1 y 1,5 bares

La caldera lo puede mostrar a través del display o mediante un nanómetro analógico.

  • Si la presión es más baja de la recomendada, deberemos girar la llave de llenado en sentido contrario a las ajugas del reloj. Cuando la presión se encuentre entre 1 y 1,5 bares, cierra la llave.
  • Si la presión es más alta o no aumenta abriendo la llave de llenado, es posible que debas purgar los radiadores (extraer el aire del circuito de calefacción).

Ajustar la temperatura de calefacción

Una vez realizados los pasos anteriores, llega el momento de configurar la temperatura de calefacción en la caldera o termostato. Comprueba que la instalación funciona según la temperatura fijada.

Y eso es todo. Son unos pasos sencillos y rápidos de hacer que no deben dar mayor complicación. Aun así, si fuera necesario siempre se puede llamar a un técnico para que ponga a punto la caldera, ayudar con alguno de los puntos anteriores si se complicase la cosa o solucionar algún problema mayor.

Para cualquier duda, contacta con nosotros mediante este formulario.

Esperamos que el artículo haya sido de utilidad. Puedes compartirlo en redes sociales para que amigos y familiares hagan lo mismo y evitar que el frío les coja desprevenidos.

Escribir respuesta

* Nombre:
* E-mail: (no se publicará)
   Web: (Sitio web con http://)
* Comentario:
Escribe el código